miércoles, 3 de abril de 2013

Como si pelara una cebolla

Hay embarazadas de todo tipo pero las que mas "grimilla" me dan son esas embarazadas ideales,las que visten monísimas de estar por casa,que no vomitan,trabajan hasta el último día y nunca se quejan.

Son de las que se emocionan de alegría desde el momento que reciben la feliz noticia,abrazan a su pareja mientras miran de reojo su retrato de bodas.
No muestran ni un ápice de miedo y deciden que sus ratos libres los dedicarán a leer revistas sobre bebés,embarazos y partos.

Yo no soy una de ellas, ahora después de casi un mes de enterarme de que voy a ser mamá he conseguido acercarme de reojo a una de esas revistas de bebés y he logrado después de un par de citas con mi psicóloga que dejen de darme tirria los recién nacidos.

Y esta confesión sobre mi manía a los recién nacidos no os haga pensar que soy una desalmada,dnbe veras que lloro viendo vídeos en youtube de gatitos y bebés.


Pero durante las primeras semanas por capricho de las hormonas y el miedo sentí un rechazo  casi de princesa destronada.Una sensación que se asemejaba mucho a cuando mis padres me dijeron después de haber clamado al cielo por un hermanito, que tendría uno.

Así que decidí que lloraría.
Lloraba caminando por la calle,en casa de los suegros en medio de una comida familiar,lloraba mientras me duchaba,lloraba en el trabajo... Hasta que un día de golpe y porrazo como si las lágrimas se secaran,dejé de llorar.

Esa es una de las muchas cosas que mi amiga con una niña preciosa gordita y con cara de angel y ex miembro de la secta de las embarazadas ideales no me había contado.
Que ella había llorado como una magdalena en sus ratos libres.

Tantas inseguidades nos ahorraríamos si esas embarazadas de sonrisa perpetua y cara de vírgenes confesaran que ellas también pasaron por extraños sucesos que no aparecen en las revistas y que no son dignos de aparecer en la portada de un catálogo premamá.

1 comentario :

  1. pues claro que no, maja, claro que no, esas embarazadas ideales no existen en realidad y han hecho muuuucho daño al resto

    ResponderEliminar