lunes, 18 de noviembre de 2013

Postparto


Aquí estoy escribiendo con una sola mano y con la otra sosteniendo a mi bebe.
Hoy se le ha terminado la baja por paternidad al papi Pingüino.
Hace un día de perros, lleva dos días lloviendo sin parar así que estamos castigados sin paseito mañanero.
Nos hemos levantado a las 10 y entre cambio de pañales,teta intentar que mi retoño aguantara en la cuna sin llorar,otro pañal mas,teta...No me he podido duchar hasta la una pero iremos perfeccionando la técnica y seguro que poco a poco conseguimos organizarnos.

Estos últimos 15 días han sido durillos.

En el hospital el peque lloraba mucho y eso que enseguida cogió la teta pero como le tuvieron que cortar el frenillo creo que eso le hacía rabiar un poco.
A mi sólo me pusieron 4 puntos pero tenía unas ganas tremendas de dormir y era incapaz entre las visitas,los nervios de mami principiante y las molestias típicas de acabar de dar a luz.

El tema de las visitas del hospital lo llevé bastante mal,necesitaba estar sola conociendo a mi bebe y descansando,lo de sacarme la teta cada dos por tres delante de familiares y amigos,vestida con un camisón con el que me sentía desnuda,bragas de papel y una compresa gigantesca no ayudaba tampoco a que me sintiera a gusto y encima,siento ser escatológica, necesitaba ir al baño a hacer de vientre pero sólo de pensarlo me tiraban los puntos que para que.

Tenía ganas de llorar a todas horas y estaba tremendamente irascible con los comentarios de la familia, a mi abuela no le gustaba el nombre que habíamos elegido y decidió que para ella el niño se llamaría como el papá pingüino,mi suegra diciéndome que tenía que deshacerme de mi perro,y algún otro comentario poco acertado y el agotamiento de llevar dos noches sin dormir hicieron que una de las noches rompiera a llorar con hipo y todo como una niña chica.

Esa misma noche una de las enfermeras se llevó al nene por que no había forma de calmarlo y nos lo devolvió con el chupete puesto,yo que no quería ponerle chupete,al final sucumbí,me dijo que era un niño demasiado nervioso y no podían hacer que parase de berrear.

En casa la primera semana fue horrible mas vistas a todas horas, la casa hecha un desastre y el nene que pedía teta sin parar,llegué a pensar que no podría cuidar del bebe que acabaría loca de psiquiátrico,y que estaba pillando una depre postparto de caballo.
A mi bebe lo veía tan pequeño y tan frágil que me daba miedo hacerle daño,lo veía como un pequeño tirano rabioso pidiendo teta a todas horas,sentía que era la peor de las madres.

Me salieron heriditas en los pezones y cuando le daba de mamar veía las estrellas,y por las noches pensaba un plan para abandonarles y escapar de aquel lío en el que me había metido.

La pediatra nos dijo que el peque había cogido el doble del peso que solían coger los bebes  de su tiempo y que era normal que yo estuviera hasta el moño de darle tanta teta,eso me hizo sentir orgullosa y pensé que no debía estar haciéndolo tan mal,estaba criando un bebe gordo y sanote.

 Poco a poco las cosas han ido mejorando,ahora no me separaría de mi pequeño "tiranito"me parto de risa con sus caritas y se me cae la baba cuando lo miro dormidito en su cuna.

6 comentarios :

  1. jopé, ayer te dejé un comentario muy largo desde el móvil y no está, sería por el maldito captcha que no hice bien?
    bueno, te decía que el principio es durillo, que lo de las visitas es una mierda pinchada en un palo. yo como soy un poco borde directamente las prohibí. también te ponía que las pechugas también se resienten mucho y que el purelán a mí no me hizo nada más que llenarme la ropa de grasa, hay otra crema en un tubo morado en la farmacia que va mucho mejor. y que a víctor también le tuvieron que frenillo (aunque con dos meses, que casi es peor, mejor al principio del todo) y que sí que se quedan un poco molestos. además yo a víctor al pobre le tenía que hurgar en la herida para que no se le cerrara y se le volviera a formar el frenillo, un número...
    bueno, ánimo que poco a poco va todo a mejor.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joo pobrete Victor,tenía que darte una penita.Para los pezonzios me estoy echando Velastina y va genial. Tengo que mirar a ver que pasa con los comentarios,si te vuelve a pasar dime por fa.Muchas gracias por los animos y los consejos wapi :)

      Eliminar
  2. si es que lo primeros días son durillos...
    las visitas son horrorosas, yo cada día las estoy cogiendo mas manía, y no sé como hacer para dejar claro que no quiero que me hagan visitas los primeros días cuando nazca el segundo, quiero conocer a mi bebé tranquilamente!!
    y luego lo de estar todo el día con la teta fuera... eso se pasa, poco a poco vas aprendiendo a saber que es lo que necesitan los peques y dentro de nada serás una experta.
    No te agobies. Lo malo es que las bajas de paternidad duran muy poquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena por el futuro bebé :)
      Ahora que ya sabes que las visitas son el terror prohibelas y échale toda la culpa de tu antipatía a las hormonas jjijijj (se que es fácil decirlo pero luego cuesta).
      Mil gracias por los ánimos

      Eliminar
  3. Muchas felicidades!!
    Para mi, el post parto es lo mas duro. Mucho mas que el embarazo y que el parto en si. Entre que te duele todo, tienes ganas de volver a tu vida normal, quieres encargarte de tu bebé las 24 horas del día y no puedes porque necesitas reposo, te tienes que acotumbrar a darle el pecho y no te da tiempo casi ni a lavarte los dientes, es un asco!! Pero pronto pasa y pronto se cojen rutinas y cuando los bebés empiezan a saber sonreir...ya se nos pasan del todo todos los males a los papis... hasta se nos quitan las ojeras!!!

    ResponderEliminar