domingo, 23 de marzo de 2014

Los Pingüinos no saben volar (hospital II)

Acabamos de llegar de pasar el fin de semana en el hospital.
La idea inicial era irnos de viaje a un hotel balneario ya que el Papá Pingüino y yo teníamos un "plan B" que nos autoregalamos antes de que me quedara embarazada y ya está a punto de caducar pero el fin de semana ha sido completamente distinto de lo que habíamos imaginado.

Resulta que el Viernes el Pequeño Pingüino y yo casi volamos.Estabamos en el sofá me levanté con él en brazos,me enganché con el pie en la tela que cubre el sofá,tropecé,el perro se puso delante y caímos largos al suelo.

El pobre se pegó un golpetazo tremendo en la cabeza y encima yo caí sobre él.
Me llevé el susto de mi vida,de verás pensé que se había hecho algo muy muy grave.
Lo tumbé en la cama y vi que reaccionaba bien y que no llevaba ninguna brecha,me temblaban las piernas,y estaba sola en casa,nos fuimos al centro de salud donde el pediatra lo miró y nos dijo que estaba perfectamente pero que por precaución fuéramos al hospital.

Allí le hicieron una radiografía de la cabeza y todo estaba bien pero lo ingresaron en observación.

Nos quedamos en el mismo sitio que la otra vez,conocíamos a las enfermeras y a los médicos,que nos han tratado de lujo y hemos tenido la suerte de estar en una habitación enorme para nosotros solos.
La única pega es que en la habitación no había baño y para ir al servicio había que recorrerse toda la planta y por la noche sólo puede estar una persona en la habitación así que tenía que dejarle solo.
Como ya tenía experiencia de la otra vez que lo ingresaron pedí a mi madre que me trajera una esterilla y un saco de dormir para la segunda noche por que en el sillón no había forma de pegar ojo.

El peque está perfectamente sin ni un rasguño,ni un chichón si quiera y tan risueño como siempre y esperamos no tener que volver al hospital en muuuucho tiempo,que con  2 veces en 4 meses ya es mas que suficiente.


Edito: Incluyo documento gráfico de la caída que esto ya no era un diario ilustrado ¡y no puede ser!

7 comentarios :

  1. jopé, qué sustaco, menos mal que no fue nada... a mí me hubiera dado un patatús...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii que horror hija,yo tengo toda la cadera con moratones así que no se como él no se abrió la cabeza pero por suerte el peque es de goma.

      Eliminar
  2. joeeeee! sustacooo! menos mal que se ha quedado en esoooo!
    feliz semana que entra sin tropiezos!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii susto tremendo pero por suerte estamos bien
      Muchas gracias guapa!Feliz semana

      Eliminar
  3. Ufff menudo susto!!!, menos mal que no ha pasado nada

    ResponderEliminar
  4. Vaya susto! Lo mejor de todo es que el peque esté bien y que mejor si somos nosotras quienes nos llevamos los golpes y no ellos :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar