domingo, 29 de junio de 2014

Nuestra primera clase de natación


El otro día fuimos a una clase de Natación para bebés,tenía muchas ganas de llevarle por que al Pingüino le encanta bañarse y así veía otros bebés y hacíamos algo nuevo juntos.
Miré varios sitios y el que  más me convenció fué un centro pequeñito que lo llevan fisioterapeutas,están especializados en niños y en la web ponía que los grupos eran muy reducidos.
Llamé por teléfono para informarme y nos invitaron a una primera clase de prueba gratuita.

Como siempre llegamos un poco tarde y con la chicharra llegué con la lengua fuera.
Las instalaciones no eran muy grandes,los vestuarios eran mixtos y hacía bastante calor,lo que supongo que en invierno será una gozada.

La piscina era cubierta y pequeñita llena de juguetes,de padres,bebés llorando,monitores...Así que en cuanto puse al Pingüinito en el cambiador para ponerle el pañal de agua puso su carita de aterrorizado y se echo a llorar.Creo que si hubiese podido habría salido corriendo de allí con su pañal bañador de Dora.
Yo también estaba un poco desconcertada,la verdad es que en general no me manejo bien en las clases, sobre todo el primer día,ya os contaré un poco más sobre mi agorafobia otro día.
El caso es que pensé "A los dos nos gusta el agua y lo vamos a pasar bien." y oye para adelante.

El padre Pingüino había prometido venir pero como últimamente tiene mucho trabajo,cuando llegué y no estaba no me sorprendió demasiado.

Pasamos a la piscina y desde el agua nos saludó un monitor super cachas,nos preguntó nuestros nombres y cogió al pequeño mientras yo me metía en el agua.
Nos fueron enseñando varios ejercicios que mi Pingüino,juro que no es amor de madre,hacía de miedo.
El tío tan pancho,muy serio,muy concentrado,pero no lloró ni una sola vez,ni siquiera cuando al final de la clase le sumergieron entero.
 Pensé que interactuaría algo con los otros bebés pero sólo cuando le acerqué a uno le pegó un grito una especie de "¡Eh!" que entre los bebés debe ser un saludo.

Tengo que decir que a la mayoría de los bebés se les veía bastante aterrorizados,supongo que también por que hacían ejercicios más difíciles,pero me dieron bastante penita y pensé que no quería que mi polluelo pasara un mal rato,que si le entraba un berrinche lo sacaba del agua y otro día ya probaríamos.

La clase duró media hora y el padre Pingüino como en las pelis americanas,acudió a mitad de la clase,con su maletín y su cara de agotado,y se quedó en el banquillo mirándonos y haciendo fotos.

No sé si volveremos por que ya termina el curso este mes,tal vez nos apuntemos al año que viene,pero la experiencia me pareció muy chula.

¡Ah! Se me olvidaba el profe cachitas le puso muy buena nota al Pequeño Pingüino,a mi no tan buena,tendré que esforzarme mas.

¿Y Vosotras habéis probado a ir a alguna clase de natación con vuestros polluelos?

10 comentarios :

  1. Nosotras vamos a matronatación desde hace tres meses, una vez por semana, y es increíble lo buena que es: porque duermen mejor, porque entran en contacto con un medio diferente y porque (ahora que ya ha pasado algo de tiempo) se les nota un montón de mejora en motricidad. Vamos, que a la peque la veo mucho más espabilada (más todavía, jaja), coordina mejor... y además me gusta mucho porque hacemos algo chulo las dos juntitas, todo sea dicho! Ahora que ya ha terminado el curso, en septiembre volvereeemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy si yo pensaba que había contestado q todos los comentarios..estoy chocha jajjaja.Es que el agua mola mucho,relaja y se lo pasan pipa.Nosotros ahora en verano nos conformamos con la piscinita inchable en la terraza y de vez en cuando a la piscina grande :) Un beso

      Eliminar
  2. no, a victor le da yuyu mucha agua junta. el prefiere piscinita pequeña. y a mí no me gustan los cursillos, prefiero que las cosas fluyan naturalmente. claro que pingüino siendo un pingüino tenía todas las de ganar para desenvolverse bien en el agua :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja Si es importante que los bichejos sean acuáticos antes de lanzarlos al agua si no se vuelven como los gremlings jajajaj Un beso!

      Eliminar
  3. Yo voy a la piscina del Liceo y me gusta mucho. En Septiembre seguramente seguiremos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es genial compartir actividades así juntos :) Un beso

      Eliminar
  4. Hola, que linda experiencia, yo tengo que llevar a mi hermanito a alguna porque la verdad que le tiene bastante miedo al agua. Espero que te vaya bien si es que regresan.
    Ah, me olvidaba, hay un regalo esperándote en mi blog, espero que te guste! http://la-hechiceradelalma.blogspot.com.ar/2014/08/premio-al-mejor-blog-amigo.html Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Que bonita experiencia habéis compartido y que bien que pingüino se lo pasara fenomenal en el agua.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar