lunes, 25 de enero de 2016

2 años y 2 meses

Hace  mucho,mucho tiempo que no os contaba mis andanzas y hoy releyendo el blog me han entrado ganas de relataros como ha sido nuestro último año.

El pequeño pingüino ya es un hombrecito que habla perfectamente.
Tenemos largas conversaciones, sobre todo cuando viene a nuestra la cama y después de leerle un cuento me relata sus cosas.
Le gustan mucho los animales,pintar y creo que estamos consiguiendo criar una personita feliz.
Hoy le puse sus botas de agua y antes de salir de paseo me dijo saltando
" Estoy muy contento mamá"
Por que de verdad él es así, un niño risueño y vacilón.Que me grita en la fila del super "¡Mamá preciosaaaa!" como le enseñó su padre y siempre logra sacarme una carcajada.

Al final,no fue a la guarde ya que yo conseguí organizarme y trabajar desde casa.
No gano un sueldazo pero soy muy feliz haciendo lo que de verdad me gusta y pudiendo pasar mucho tiempo con él por que de verdad,estos dos años se me han pasado volando.
Juega con niños en la ludoteca del barrio y es muy sociable y abierto.

Por las mañanas se levanta cuando le viene en gana, vamos al parque recogemos hojas y palos que pintamos en las clases de dibujo,paseamos,hacemos la compra,visitamos museos...

El papá Pingüino pasó por varios curros basurilla y ahora tiene uno que le deja más tiempo libre y por fín siente que hace algo que le llena.

Nuestro perrazo se fué a vivir con mi hermano y su novia por que aun que se el Pingüino y él se querían muchísimo era muy difícil controlarlo por que  cuando empezó a andar sin querer tiraba al peque al suelo todo el rato.
Ahora es muy feliz en su nuevo hogar donde le dejan dormir en el sofá y le llevan al monte los fines de semana y lo mejor es que podemos seguir viéndolo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario